Sapo

Se materializa el tacto
inusual de su ausencia.

Gime tras los cristales
una lluvia tibia de verano,
a la memoria viene el ayer colgado de hojas moribundas.
Y en ese tiempo flash
 clic, clac
se hace mañana
el hoy real
 y no temido.

Una mujer madre, prepara el desayuno con una lágrima de victoria.
Sin  gritos, sin amenazas,
moviendo la cuchara
al son de la dulce melodía de la libertad.

Libertad que jamás debió concederle al sapo,
que creyó príncipe.

Charo cano "Darilea"

Comentarios

ha dicho que…
¡Hola! Libertad... Eso tan simple y a la vez valioso.
Te sigo, te espero por mi rincón.
Un saludo.
https://marca-indeleble.blogspot.com/
Dani.. ha dicho que…
Hermoso!!!
Te envío mi abrazo.
Dani..
De barro y luz ha dicho que…
¿Sabes el cuento de la princesa que besó a un príncipe y se convirtió en sapo? ¿O quizás era ya un sapo pero la princesa no quiso verlo?


bss

Entradas populares de este blog

Feliz Navidad

Decir te quiero