CALMA EN DÍAS DE TORMENTA

Libros digitales

martes, 8 de abril de 2014

EN MI CAMA




En mi cama… 
 ¿Qué me queda de ti,
 si no soñarte?

Un orgasmo frágil
 colgado del recuerdo.

 Un sutil suspiro
 colgado de una viga.
 Mi suicidada pasión

 Soy templo
 sin penitente que lo adore.
 Soñarte; solo queda soñarte.

 Soñarte y vivirte de nuevo.

 Recorrer tu espacio silencioso;
 cada recoveco, cada poro de tu piel,
 cada hueso, cada pretérito.

 Tú boca ya no me sabe,
 mi boca ya no te sabe.

 Mi sexo ya no vuela
 y mis yemas ya no fluyen.

 Soy mi yo roto
 soy mi yo sin ropa,
 soy mi propio desahucio. 

Son mis mil razones
 las que no quieren
 y mi perro corazón 
el que se impone;
 es Venus enredada entre tus nalgas.

 Es mi lengua buscando la tuya,
 la que se empeña
 en hacer un pulso con la nada.

Es mi maldita suerte
 la que precisa soñarte;
 la que quiere morder tu carne
 desnudando mi razón
 para varar en tus néctares. 

 En mi cama…
 ¿Qué me queda de ti,
 si no soñarte? 
 Charo Cano “Darilea”



martes, 25 de marzo de 2014

11 años...

Hoy quede varada en un trozo de papel...
 11 años...
 11 años no cumplidos, 
11 años sin respuesta
 sin saber si le gustaba
 un balón o una muñeca. 
 11 años...
 Naufragando en las esquinas
 cuando llenas de etiquetas
 sonríe por los jardines
 la infancia de piruletas.

 Hoy me vestí de infortunio
 cuando entre fotos gastadas
 mariposas de otras selvas
 por mis heridas sangraban.

 Hoy se topó con mis ojos
 una pequeña carpeta.
 La recogí con cuidado
 sabiendo su pertenencia 
sabiendo que allí se hallaba
 mi corazón y mi esencia.

 11 años... 
 11 años no cumplidos
 que en mí, si dejaron huella,
 aunque sin paso trazado
 fue relámpago en mi vida
 trueno nefasto de un día 
que dejando de crecer
 en mí no florecería. 
 11 años... 
 11 años... 
Charo Cano "Darilea"

miércoles, 19 de marzo de 2014

Cigarrillos




Tutelé su boca hacía mi boca
para perder la luna
entre su lengua y la mía.

Sembrada la picaresca
en el balcón de su ombligo
y el escote de mi abrigo
dominando la batalla
la torpeza de un mechero
en busca de cigarrillo.

El humo nos envolvió
en triunfante victoria
el abrigo por el suelo
la ceniza en la memoria.

Un ramillete de alas
en mis nalgas hicieron hueco
y entre sus piernas asomó,
la perdición de los juegos. 

Convirtiendo en marejada
a la yema de mis dedos,
se hizo un silencio supremo
después de una lluvia calma.

Acompañando un acorde
de suspiros y una llama
fue encendido otro cigarro
para culminar la hazaña.

lunes, 10 de marzo de 2014

Llámale nadie


No le coge más armamento
en las palabras.
El alma la lleno de munición
que entre sus dedos estalla.

Llámale nadie, que nadie merece
un nombre,
siendo semejante patraña.
Llámale nadie
al que humilla a una mujer
para sentirse más hombre,
sabiendo que de una de ellas
él salió de sus entrañas. 




Escrito para el día 8 de marzo "Día de la mujer"

jueves, 20 de febrero de 2014

Mírame con la mirada aquella



Mírame con la mirada aquella…
Aquella que ululaba cerrando las esquinas
borracha de letargo
igual que las libélulas.

Que batan las pestañas
como las mariposas
y que dancen los sueños
a ritmo de tambores.

Insomne y alegórico
el brillo de tus ojos
desnudarán la luna
desde  principio a fin.

Mírame con la mirada aquella...

Aquella que ululaba
cerrando las esquinas.

Charo Cano "Darilea"



miércoles, 29 de enero de 2014

Manto blanco

Despierta la mañana de manto blanco
 parece que la luna, su reflejo dejara 
al irse despidiendo cuando anunciaba el alba.

 Que bella la montaña
con su blanco de escarcha.

 Nacarada la mano del duende de la helada
ha dejado una estampa de belleza pausada
y como si un suspiro escapado en la calma, 
las nubes atrevidas
acarician las ramas, 
de los perennes brotes
que brillan de esperanza.


¡Que bella la montaña
pintada por la escarcha!
¡Que bella la mañana...! 

 Escrita en el regreso de San Sebastián

Charo Cano "Darilea"

viernes, 10 de enero de 2014

Related Posts with Thumbnails