Traduce


CALMA EN DÍAS DE TORMENTA

jueves, 11 de noviembre de 2010

El don del fugitivo


Me niego a vivir en el mundo ordinario como una mujer ordinaria. A establecer relaciones ordinarias. Necesito el éxtasis. Soy una neurótica, en el sentido de que vivo en mi mundo. No me adaptaré de mi mundo. Me adapto a mí misma.
 Anais Nin

 Me visto del latido ausente, hoy látigo insistente sobre la razón.
 Aparece cual viento suspendido a la memoria abrazándose a mí, que soy escoria sin sus besos.
Añoro la  suave brisa de sus labios en el pelo, las palabras a mi oído, mecidas por te quiero apasionados.
 De lado, me duermo acurrucada en una esquina, para dejar espacio a la retina, esperanzada en un encuentro  con ayer.
Respuestas me vienen a preguntas formuladas, de interrogantes maltratadas, ya que vacilan ondeando el corazón.
 Mas yo quisiera el don de un fugitivo, que sin maleta, ni abrigo, corre en busca de una luz que alimente el corazón.
Ya sin más, me arropo en una esquina, invitando al sueño, dando paso a esta mezquina, que ni quiere ni resuelve el descontrol.
  © 
Pd: Rescatado. Escrito no sé cuando ni el motivo, supongo que como muchas otras veces una imagen me dictaba lo que escribí. :-)
Se os quiere.
Publicar un comentario
Related Posts with Thumbnails